Personajes

Ted Bundy: historia de un asesino

Ted Bundy

El asesino en serie más famoso de Estados Unidos

Netflix estrena una película protagonizada por Zac Efron en el papel del asesino Ted Bundy.

Titulada Extremadamente cruel, malvado y perverso es una de las películas más esperadas de la plataforma, tras las buena críticas recibidas en el Sundance Festival.

Netflix estrenó hace unos meses la miniserie documental Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy, como adelanto a la película.

¿Quién era Ted Bundy?

Theodore Robert Cowell Bundy, nació el 24 de noviembre de 1946 en Burlington, Vermont y se crió en Tacoma, Washington.

Hijo de Eleanor Louise Cowell y de padre desconocido, fue criado por sus abuelos, durante este tiempo le hicieron creer que los abuelos eran sus padres y su madre su hermana.

En 1950 se mudó junto con su madre a Washington, un año más tarde ella contrajo matrimonio con John Bundy. Este adoptó a Theodore dandole su apellido, pero no tuvo una buena relación con él.

Estudió en la Universidad de Puget Sound, donde obtuvo una licenciatura en psicología y posteriormente en la Universidad de Washington donde cursó estudios de derecho.

Fue aspirante a gobernador del estado. Recibió una condecoración a tras salvar a un niño de morir ahogado.

En 1967, se enamoró de su compañera de universidad, Stephanie Brooks. Dos años más tarde cuando Brooks se licenció, dejó a Bundy debido a su inmadurez. Él obsesionado con ella, la mandaba constantemente cartas con las que intentaba reconquistarla.

En 1969, se relaciona con Elizabeth Kloepfer, madre soltera, con la que estaría cinco años, a pesar de seguir en contacto por carta con su exnovia.

Antes de los asesinatos, cometió diferentes robos y hurtos. Sus primeros asesinatos documentados son de 1974 (aunque existen sospechas de que pudo estar involucrado en otros casos anteriores).

En enero del año 1974, aún en la universidad, entró en la habitación de Joni Lenz para golpearla con una barra de hierro y violarla. Lenz sobrevivió, pero sufrió graves heridas y daños cerebrales permanentes. Siguió el mismo procedimiento con Lynda Ann Healy, a quien mató. Hizo desaparecer el cadáver, aunque no limpió la sangre.

Esto fue el inicio de una cadena de asesinatos en el que desaparecieron numerosas jóvenes estudiantes, como: Carol Valenzuela, Nancy Wilcox, Susan Rancourt, Donna Mason, Laura Aimee, Brenda Ball, Georgann Hawkins, Melissa Smith o Caryn Campbell entre otras.

Actuaba en campus universitarios o en supermercados. Tras seleccionar una joven al azar, le pedía ayuda para entrar en su coche ya que llevaba un brazo escayolado. Cuando tenía cerca a la víctima, la golpeaba con una barra, la introducía en el coche y la llevaba a algún lugar donde la sodomizaba y vejaba. Después de asesinarla, realizaba prácticas necrofílicas con el cadáver.

Bundy confesó 36 asesinatos en siete estados. Sin embargo, el número de víctimas podría ser mayor. Varios asesinatos sin resolver fueron vinculados a Bundy, aunque no había suficientes evidencias para inculparle.

Bundy fue arrestado y encarcelado a la espera de juicio. Logró a escaparse en dos ocasiones de la cárcel para continuar con su carrera criminal. Tras fugarse por segunda vez, atacó a las estudiantes que pernoctaban en la Fraternidad Chi Omega de la Universidad Estatal de Florida.

Entró de noche en el edificio y fue habitación por habitación, golpeando a las estudiantes con un tronco de madera para vejar y mutilar sus cadáveres. Esa misma noche, asaltó la casa de su penúltima víctima, Cheryl Thomas, repitiendo su ritual.

Su última víctima fue una niña de 12 años.

Fue ejecutado en la silla eléctrica el 24 de enero de 1989. En el momento de la ejecución tenía 42 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*