Preguntas y respuestas Salud

¿Sabés qué es el síndrome Alicia en el país de las maravillas?

alicia en el país de las maravillas
Si deseas escuchar el artículo, haz click aquí

También conocido como síndrome de Todd o dismetropsia

Es un trastorno neuropsicológico que distorsiona la percepción. Está caracterizado por episodios breves de distorsión en la percepción de la imagen corporal y del tamaño, distancia, sonido, pérdida del control de las extremidades, forma o relaciones espaciales de los objetos, así como en el transcurrir del tiempo. ¿Sabés qué es el síndrome Alicia en el país de las maravillas?

Descrito por primera vez en 1952 por el psiquiatra C.W. Lippman, fue en 1955, cuando el psiquiatra inglés John Todd lo denominó «síndrome de Alicia en el País de las Maravillas» y estableció su asociación con la migraña.

Todd descubrió que varios de sus pacientes experimentaban fuertes dolores de cabeza que les hacían ver y percibir objetos muy desproporcionados. Además sufrían alteraciones del sentido del tiempo y el tacto, y percepciones distorsionadas de su propio cuerpo. 

Señaló que los síntomas registrados se parecían mucho a los episodios que el personaje Alice Liddell experimentó en la novela “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carroll. El autor padeció a lo largo de su vida, episodios frecuentes de migraña, lo que podría explicar sus descripciones precisas de los fenómenos visuales en la novela.

Todos sufrían dolores de cabeza por migraña, sin embargo ninguno de estos pacientes tenía tumores cerebrales, vista dañada o enfermedad mental que pudiera haber causado síntomas similares.

Aunque más de la mitad de los casos de AWS no tienen una causa conocida, un estudio encontró que el 33 % de las personas que lo padecieron tenían infecciones. El traumatismo craneoencefálico o las migrañas estaban vinculados al 6% de los episodios. 

El síndrome es más frecuente en jóvenes, siendo los niños especialmente susceptibles. Se cree que es hereditario ya muchos padres que tienen AWS informan que sus hijos también lo tienen.

Actualmente no existe un tratamiento para el AWS. Generalmente, su evolución es benigna, con recuperación completa en semanas o meses, sin secuelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*