Curiosidades

Qué transmites sin querer cuando parpadeas

parpadeo

La forma en que mueves los párpados se interpreta como una respuesta

La comunicación no verbal, cómo ponemos nuestros brazos, las manos o la inclinación de la cabeza, todo puede tener significado, incluso un pestañeo.

Hay diferentes tipos de parpadeos, como el fisiológico para hidratar los ojos, pero también parpadeamos en situaciones que no nos gustan, por ejemplo.

En torno a 17 pestañeos por minuto, o un poco menos de uno cada 3 segundos parpadea un adulto; cuando se está muy cansado, el número de parpadeos puede aumentar a cerca de 40 por minuto. Cada parpadeo dura 50 milésimas de segundo.

Hay un parpadeo que se distingue de los demás, por la larga duración del mismo. Se trata del parpadeo emocional.

Se supone que cuando alguien miente, su parpadeo es más lento e inmediatamente después de expresar embuste, el parpadeo se acelera.

Hay estudios que comprobaron que cuando se realizan actividades mentales complejas el parpadeo disminuye a causa de la mayor demanda de actividad cognitiva.

Investigadores del Instituto Max Planck de Psicolingüística (Países Bajos), descubrieron que damos respuesta también a partir del movimiento de nuestros párpados.

Uno de los movimientos humanos más sutiles, el parpadeo de los ojos, parece tener un efecto en la coordinación de la interacción humana cotidiana, según Paul Hömke, investigador de doctorado del Departamento de Lenguaje y Cognición del centro.

El parpadeo es percibido inconscientemente como acto comunicativo y se modifica el discurso en función de como se interprete el gesto si se percibe que el interlocutor parpadea más lento o viceversa.

El parpadeo de más duración transmite que la persona entiende lo que se le cuenta. Así, cuando se percibe ese pestañeo, no se siente necesidad de aclarar o articular un mensaje más elaborado.

Realidad virtual para estudiar el pestañeo

Los investigadores crearon un sistema basado en tecnología de realidad virtual en el que un avatar realiza preguntas y parpadea. Durante el ensayo, los participantes debían mantener conversaciones con tres avatares y responder a preguntas como «¿qué tal fue tu fin de semana?» o «¿qué hiciste?». Mientras, los especialistas controlaban las respuestas no verbales de la máquina y variaban la duración de sus parpadeos.

El experimento indica que las personas distinguen el pestañeo largo del corto de manera inconsciente porque tras las pruebas los participantes afirmaron no haber notado cambios en el gesto del avatar.

Esta sutil percepción inconsciente muestra que el parpadeo refuerza el contexto comunicativo y que en una conversación se tiene en cuenta no solo el lenguaje verbal, sino otros tipos de acciones y gestos, según los investigadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*