Curiosidades Salud

Qué son los mocos

Mocos

Salados, líquidos o sólidos. Todos niegan haberlos probado, aunque para la mayoría son un sabor de su infancia.

Los mocos se componen de 95% de agua y de cloruro de sodio. Se producen en la mucosa nasal a través de unas células llamadas caliciformes.

Los mocos no tienen olor. Si llegaras a percibir un olor raro puedes tener una infección.

Si te los comes, no te preocupes. La llamada mucofagia, según un estudio británico, estimula el sistema inmunológico. El moco está formado por diversas proteínas, en particular mucina, albúmina, encimas y aminoácidos. La albúmina es la principal proteína plasmática que se encuentra en el moco.

mocos

Cada 20 minutos nuestra nariz segrega moco para mantener fresco y lubricado el sistema respiratorio. Fosas nasales, los bronquios, los pulmones y el aparato digestivo no se secan por los mocos.

De media, nos tragamos un litro de mocos al día.

El moco producido en la nariz y senos paranasales es empujado por los cilios en dirección a la faringe para ser deglutido. De media, nos tragamos un litro de mocos al día.

Constituyen un ejército que custodia el organismo

Los mocos sobre todo sirven para atrapar sustancias, como bacterias y polvo antes de que puedan entrar en el cuerpo. Se ha demostrado que la mucosa presente en las secreciones nasales es una defensa eficaz contra las infecciones respiratorias o las úlceras estomacales. Constituyen un ejército que custodia el organismo gracias a los anticuerpos y a las células defensivas, como los linfocitos, que poseen.

Colores

Mocos

Los hay de distintos colores como el rojo, verde, negro, amarillo o rosa. El líquido y transparente suele ser alérgico; el blanco y viscoso, una infección menor; el amarillo y espeso, una infección más fuerte, son desechos de los glóbulos blancos que luchan contra la infección; al igual que los amarillos, los verdes son un desecho de glóbulos blancos, pero tienen este color debido a una infección mayor, probablemente por un virus al que nuestro cuerpo intenta eliminar, el verde y sólido probablemente sea por una sinusitis; el negro, una infección con hongos; el marrón se debe a la contaminación, polvo o al humo si eres fumador; el rojo y líquido, algún pequeño capilar roto en la nariz pero si la viscosidad es alta y te suenas con el mismo resultado en varias ocasiones, mejor visitar al médico.

Generamos mocos cuando lloramos con una serie de conductos en contacto con la membrana nasal.

Durante el invierno se tienen más secreciones nasales debido a que el moco se espesa y los cilios que ayudan al movimiento hacia la garganta del moco producido en las fosas nasales se inactivan y por eso en estas épocas más frías la secreción mucosa se acumula en la nariz.

Se dice que una de cada cuatro personas se hurga la nariz con el dedo cada día y que las tres restantes mienten. Diversos estudios realizados al respecto dicen que es una costumbre que practica, en público o en privado, más del 90 % de las personas.

Cómo sonarse bien los mocos

Diferencia entre gripe y resfriado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*