Salud

¿Qué pasa cuando no cambio mis braguitas todos los días?

bragas

Cambiar tu ropa interior debe ser parte de tu rutina diaria.

Lo más aconsejable es tener una buena higiene íntima y cambiar todos los días las prendas interiores que usamos. Pero si no lo haces, esto es lo que puede pasar.

Erupciones

Posiblemente tendrás erupciones cutáneas si no cambias tus braguitas todos los días. Tu vagina crea un espacio húmedo, que aunque es saludable, se puede multiplicar si usas las mismas bragas durante varios días, derivando en infecciones por hongos y bacterias. ¡Asegúrate de cambiar tu ropa interior todos los días para evitar demasiada humedad!

Olor raro

La vagina es conocida por su autolimpieza, pero lo que la mayoría de las mujeres no saben que el canal vaginal se limpia por sí solo. El exterior de las partes de la vulva debe lavarse a fondo; de lo contrario, puede comenzar a oler raro ahí abajo. Para evitar esto dúchate y ponte bragas limpias.

Puedes sufrir una infección urinaria

¡Cuidado! la ropa interior sucia tiene pequeños rastros de materia fecal. Esta es la razón por la que el uso de unas bragas sucias durante varios días puede propagar las bacterias hacia el tracto urinario, provocando una infección. Necesitarás tomar antibióticos para atajarla.

Para prevenirla cambia tu ropa interior a diario y lavala con jabón neutro y agua muy caliente.

Infecciones vaginales por hongos

La levadura y las bacterias prosperan en ambientes húmedos por lo que se pueden multiplicar cuando no cambias tu ropa interior con frecuencia, provocando la temible infección.

Excoriación

En días calurosos la zona vaginal puede sufrir de llagas y rozaduras. La sudoración en verano proporciona humedad que irrita nuestra piel y que
provoca enrojecimiento vaginal, irritación e incluso sangrado. Debes mantener siempre tus braguitas secas.

Ladillas o piojos púbicos

A estos pequeños bichitos que chupan sangre y viven en el pelo púbico, les encanta un ambiente húmedo y cálido, por lo que si no te cambias de bragas estarás ayudando a su propagación.
Normalmente se transmiten de piel a piel con una persona infectada, pero también te puedes contagiar durmiendo en una cama infectada, de ropa infectada, y posiblemente de un inodoro con ladillas.

Ya sabes las razones por las que es tan importante cambiar nuestra ropa interior todos los días. ¡Haz de ello una rutina diaria!.

Algunas cosas que quizá no sabías sobre el clítoris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*