Preguntas y respuestas

¿Qué es el ciberacoso?

ciber-acoso

Los abusones han existido siempre, pero ahora tienen un nuevo arma para sus acciones.

El ciberacoso es el uso de la tecnología, como teléfonos celulares, ordenadores o tabletas para, amenazar, avergonzar o atacar a otra persona. Se suele dar con más frecuencia entre los jóvenes. Cuando es un adulto el que está involucrado, se define como acoso cibernético, y es un delito que puede tener consecuencias legales.

Esta práctica consiste en enviar, publicar o compartir contenido falso o cruel sobre otra persona. Llegando a compartir información personal o privada de la persona.

Se dá en redes sociales, como Facebook, Instagram y Twitter, SMS o email.

Según un artículo de los académicos estadounidenses, Sameer Hinduja y Justin Patchin, aproximadamente uno de cada cinco estudiantes estadounidenses sufren este acoso.

Efectos del ciberacoso

Actualmente el acoso se da no solo en el colegio, sino durante las 24 horas del día. Mientras se tenga acceso a un teléfono, ordenador u otro dispositivo, los niños están en riesgo. Los elegidos sienten que son atacados y que no hay forma de escapar.

Este comportamiento puede hacer que las víctimas sufran de ansiedad y otros trastornos relacionados con el estrés. Incluso en algunos casos han recurrido al suicidio.

Signos de ciberacoso

A menudo quienes sienten el acoso no se lo comunican a sus padres, bien porque se sienten avergonzados o por que temen que les quiten el uso del ordenador en casa. Estos son algunos de los signos que pueden presentar:

  • Estar enfadado durante o después de usar Internet o el teléfono
  • Alejarse de familiares, amigos y actividades.
  • Evitar reuniones escolares o en grupo.
  • Cambios en su estado de ánimo, afectando incluso al sueño o apetito
  • Mostrarse nervioso tras recibir un mensaje o correo electrónico
ciber-acoso

Cómo ayudarle

Haz saber a su hijo que no es su culpa, felicitale por hacer lo correcto al comunicarte el problema y díle que descubrirás la manera de solucionarlo.

Informa al responsable del colegio para que tome las medidas oportunas contra el acosador.

Recomienda a tu hijo que no responda al acoso, ya que podría empeorar la situación. Mantén los mensajes, imágenes y textos amenazadores, por si necesitas usarlos como evidencia.

Bloquea al acosador. La mayoría de los dispositivos tienen configuraciones que le permiten bloquear correos electrónicos, mensajes instantáneos o mensajes de texto de personas específicas.

Limita el acceso a la tecnología. Muchas veces los niños acosados no resisten la tentación de revisar los sitios web o los teléfonos. Mantén el ordenador en una habitación donde puedas ver a tu hijo y limita el uso de teléfonos.

Contraseñas. Enséñale a proteger sus contraseñas y asegúrate de que nunca publique su paradero cuando esté fuera de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*