Curiosidades Salud

¿Por qué tengo cera en los oídos?

bastoncillos

Sustancia anaranjada y pegajosa que se fabrica dentro de nuestros oídos

La cera o cerumen es una sustancia amarillenta y de textura cerosa que fabrican los humanos y otros mamíferos. Pero ¿Por qué tengo cera en los oídos?

Producida por la parte más externa del conducto auditivo, gracias a una mezcla de entre una y 2.000 glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas modificadas. Existen dos tipos de cera: el más común es el tipo húmedo, caracterizado por ser más claro, pegajoso y húmedo, y el tipo seco, más oscuro, seco y quebradizo, menos común que el anterior.

El cerumen compuesto por sebo, células de la piel, trozos de cabello, sudor y suciedad, es segregado por glándulas en el canal auditivo externo ayudando en su limpieza y evitando que las bacterias, los insectos o el polvo, se introduzcan dentro del canal dañandolo.

Una vez que la cera ha cumplido su función, viaja desde el oído interno hacia el oído externo y normalmente cae por sí sola. Si se acumula puede ocasionarnos problemas de audición, dolor, picor, mareos y zumbidos, este proceso se conoce como impacto.


El uso de objetos rígidos puede provocarnos una perforación de tímpano

Los oídos son autolimpiables, la cera sale de maner natural, lo único que necesitas es pasar un paño húmedo por el exterior. Nunca uses bastoncillos de algodón ya que puedes empujar y compactar la cera dentro del oído.

Antiguamente, la cera fue usada como bálsamo para labios y cataplasma para heridas. Algunos estudios realizados en la actualidad concluyen que es un indicador de la acumulación de sustancias tóxicas en el organismo y podría llegar a ayudar con el diagnóstico de algunas enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*