¿Sabías que...? Historia Mundo

Marcas famosas con orígenes muy oscuros

Marcas famosas

La oscura historia que hay detrás de ellas

Todos en nuestra vida cotidiana usamos marcas conocidas ya sean de automóviles, ropa, tecnología o comida. Pero probablemente no conocemos sus inicios que en algunos casos incluyen espionaje, asociaciones con los nazis y episodios violentos. Estos hechos se narran en el libro Una historia secreta de marcas: los comienzos oscuros y retorcidos de las marcas que conocemos y amamos, escrito por Matt MacNabb. A continuación mostramos una relación de algunas marcas famosas con orígenes muy oscuros.

Hugo Boss

Hugo Ferdinand Boss, sastre y fundador de la casa de modas alemana, fue miembro del Partido Nazi y diseñó los uniformes de las tropas de Hitler, los de las Juventudes Hitlerianas, los del Cuerpo de Automovilistas Nacionalsocialistas y otras organizaciones de partidos. Para ello empleó a 140 trabajadores forzados y durante un tiempo a 40 prisioneros de guerra franceses.

Ford Motors Company

Su fundador Henry Ford, creador del famoso Modelo T y uno de los hombres más poderosos del siglo XX, además de ser amigo de los nazis para los que fabricó vehículos y armamento durante la II Guerra Mundial era un furioso antisemita. En 1918 compró un diario rural, The Dearborn Independent, que convirtió en un diario de tirada nacional y utilizó para difundir sus propias opiniones, especialmente las antisemitas.

Su relación con el Führer era tan estrecha, que Hitler tenía en su oficina una foto de Ford. En 1938, Hitler le premió con la Gran Cruz del Águila Alemana, el mayor reconocimiento que los nazis ofrecían a las grandes personalidades extranjeras.

Chanel

La diseñadora francesa Coco Chanel era una espía nazi que usaba el nombre en clave de “Westminster“. Tuvo una relación amorosa con el barón Hans Günther von Dincklage, oficial nazi, lo que la llevó a colaborar con la Gestapo, tras la ocupación alemana de Francia durante la Segunda Guerra Mundial. Gracias a este romance pudo expandir su negocio y llevar una vida de lujo mientras la mayoría de sus compatriotas morían de hambre. También se dice que participó en el asalto a los 15 mil judíos que fueron encerrados en un estadio deportivo durante una semana y sin comida ni agua.

En 1943, le encomendaron la misión de llevar una oferta de paz de las SS al Primer Ministro británico Winston Churchill con el objetivo de poner fin a la guerra.

Coca-Cola

La famosa bebida, desarrollada por John Pemberton, en Georgia, Estados Unidos, contenía originalmente cocaína, damiana, nuez de cola y alcohol.  Se comercializaba como “vigorizante sexual” y como cura para problemas de hígado, histeria, insomnio, cansancio y dolores de cabeza, entre otros.

Bayer

La empresa químico-farmacéutica alemana fundada en 1863 en Barmen, Alemania, es sobre todo conocida por su marca original de la aspirina. Pero antes de desarrollar este medicamente, desarrollaron un una cura para la tos cuyo principal componente era la heroína. Esta medicina era recetada por los médicos indiscriminadamente a niños y adultos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Bayer formó parte del conglomerado alemán IG Farben, que tenía lazos comerciales Hitler. Copatrocinó los campos de concentración nazis y utilizaron prisioneros de Auschwitz para construir una nueva fábrica y para producir los mismos productos químicos que los mataron. Los tribunales de Núremberg juzgaron a 24 miembros del conglomerado por esos hechos. Los Aliados consideraron que la empresa estaba demasiado corrompida como para permitirle seguir existiendo, y ordenaron desmembrar el consorcio.

Los copos de maíz Kellogg

John Harvey Kellogg y su hermano Will Keith Kellogg, fundaron la compañía Sanitas Food Company, con el objetivo de producir cereales integrales para el desayuno y con los que inicialmente pretendían curar el apetito sexual. John Harvey Kellogg era ferviente activista contra la masturbación y el acto sexual, los consideraba tan negativos que nunca consumó su matrimonio, aunque su esposa y él adoptaron más de 40 hijos. También desarrolló varios tratamientos en su sanatorio entre los que se incluyen la aplicación de ácido carbólico al clítoris de pacientes femeninas, como método para calmar la excitación anormal.

Adidas y Puma

Empresas alemanas dedicadas a la fabricación de calzado y productos relacionados con el deporte, además de patrocinar eventos y figuras deportivas mundialmente. En la década de 1920, los hermanos Adolf «Adi» Dassler y Rudolf Dassler, confeccionaban zapatillas y calzado con clavos para deportistas sin marca adquirida. Todo cambió cuando Rudolf convenció al velocista estadounidense Jesse Owens de que usara su calzado en los Juegos Olímpicos. Después de las cuatro medallas de oro de Owens, los Dassler vendían 200 000 pares de zapatos cada año antes de la Segunda Guerra Mundial.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la fábrica pasó a ser proveedora de la Wehrmacht. Además de botas militares, produjeron el Panzerfaust (lanzagranadas alemán). Ambos hermanos fueron llamados a filas con y Rudolf se unió a la Gestapo. Adi sirvió durante un año y su hermano hasta el final de la guerra.

Tras la ocupación estadounidense, Rudolf sospechó que su hermano lo había denunciado ya que estaba fabricando botas de béisbol y baloncesto para los estadounidenses, esto generó un gran rencor entre los hermanos que terminaron escindiendo la compañía.

En 1948, Rudolf fundó su propia fábrica, PUMA AG, y Adi tomó el control de la empresa y a la que registró legalmente en 1949, bajo el nombre de Adidas AG.

BMW

La empresa alemana de automóviles y motocicletas fue fundada en 1913. Actualmente la fortuna de sus propietarios, la familia Quandt, supera los 23.000 millones de euros. El empresario y patriarca de la familia Günther Quandt y su hijo Herbert, eran nazis y participaron durante la Segunda Guerra Mundial en el gran expolio de bienes judíos orquestado por el régimen transformando su negocio en un imperio industrial. En sus fábricas, explotaban, a veces hasta la muerte, a más de 50.000 trabajadores forzosos, prisioneros de guerra y de campos de concentración, para fabricar las armas y baterías indispensables para el Führer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*