Personas

Los peores asesinos de la historia

Samuel Little

De «Jack el destripador» a la «Abuelita risueña»

Psicópatas, sádicos, metódicos, fríos, calculadores… A lo largo de la historia existieron personas que cometieron crímenes atroces.
Asesinato, robo, asalto sexual, mutilaciones o canibalismo son algunas de las prácticas habituales de este tipo de criminales. Tras consultar diferentes fuentes especializadas en el tema, elaboramos nuestra propia lista de los peores asesinos de la historia.

Samuel Little

Samuel Little

Tras cinco años de investigaciones, el FBI confirmó que este vagabundo es el asesino en serie más prolífico en la historia de los Estados Unidos.

También conocido como Samuel McDowell, exboxeador nacido el 7 de junio de 1940, fue arrestado en 2012 en Kentucky y extraditado a California para enfrentar cargos por drogas.

Los resultados de sus pruebas de ADN lo vincularon a tres casos de asesinatos sin resolver. En 2014 le condenaron por la muerte de tres mujeres en Los Ángeles entre 1987 y 1989.

Mientras cumplía cadena perpetua, confesó un total 93 asesinatos, víctimas principalmente drogadictos y prostitutas que en algunos casos nunca se identificaron y sus muertes no fueron investigadas.

Jack el destripador

Jack el destripador

Jack the Ripper (Jack el destripador) es el apodo que dieron a este asesino en serie sin identificar al que se le atribuyen al menos cinco homicidios en el barrio londinense de Whitechapel

En 1888, cortó la garganta y mutiló a Mary Ann Nichols, Annie Chapman, Elizabeth Stride, Catherine Eddowes y Mary Jane Kelly, todas dedicadas a la prostitución.

Parece ser que el asesino envió varias cartas Scotland Yard, contando sus horribles crímenes y especulando sobre la continuidad de los asesinatos. Aunque se llevaron a cabo innumerables investigaciones, no se conoce su identidad.

A lo largo de los años los horribles homicidios de Jack el destripador, generaron una industria de películas, libros, series de televisión y giras históricas por Whitechapel.

Andrei Chikatilo

Andrei Chikatilo

Considerado como el peor asesino en serie de la historia de la Unión Soviética. El ucraniano Chikatilo apodado «El Carnicero de Rostov» y «El Destripador Rojo», agredió, asesinó y mutiló sexualmente a más de 50 mujeres y niños, entre 1978 y 1990. 

Maestro, y respetado miembro del Partido Comunista, mataba a sus víctimas a puñaladas y posteriormente las mutilaba con un cuchillo o a mordiscos. También practicaba actos de canibalismo. Le gustaba tragarse las partes más blandas del cuerpo.

El criminal confesó que solamente lograba alcanzar el orgasmo apuñalando a sus víctimas, hecho que le hacía difícil resistir sus fuertes impulsos de matar.

Confesó un total de 56 asesinatos, siendo juzgado por 53 de estos en 1992. Condenado y sentenciado ese mismo año por 52 crímenes, fue sentenciado a muerte y ejecutado por un pelotón de fusilamiento dos años después.

Jeffrey Dahmer

Jeffrey Dahmer

Conocido como el «Caníbal de Milwaukee» o «El Carnicero de Milwaukee», fue condenado por el asesinato de diecisiete adultos y menores en un período de catorce años. Además del asesinato, practicaba la necrofilia y el canibalismo.

Tras ofrecerse a fotografiar a sus víctimas, las drogaba, mataba y violaba. Posteriormente las desmembraba y utilizaba ácidos para deshacer la carne y los huesos, aunque conservaba la cabeza y los genitales.

Durante el juicio, confesó haber perforado el cráneo de algunas víctimas para inyectarles ácido en el cerebro, en un intento de convertirlas en sus esclavas sexuales.

Sentenciado a 15 Cadenas Perpetuas consecutivas, en 1994 fue golpeado por otro preso hasta la muerte.

Luis Alfredo Garavito

Luis Alfredo Garavito

Considerado uno de los mayores asesinos en serie. Pedófilo y agresor sexual conocido como «El Monstruo de Genova», «Alfredo Salazar», «La Bestia» o «El Monje».

Según informes de la Fiscalía General de Colombia, asesinó a 172 menores de entre seis y dieciséis años edad, entre octubre de 1992 y abril de 1999. Sin embargo este organismo sospecha que la cifra de víctimas podría aproximarse a las 300, ya que el acusado admitió haber matado también en Venezuela y Ecuador.

En los años posteriores a la guerra civil colombiana, las calles se llenaron de niños sin hogar y huérfanos que se ganaban la vida como podían, esto facilitó a Garavito la elección de sus víctimas. 

A menudo se disfrazaba de granjero o sacerdote para acercarse a los niños, y ofrecerles trabajo. Tras captarlos, los llevaba a un lugar remoto donde los violaba, torturaba y asesinaba.

Mató impunemente durante años, ya que los niños no tenían familia que denunciara su desaparición. Las autoridades colombianas no sospechaban que tenían un asesino en serie suelto hasta 1997, cuando la policía comenzó a descubrir fosas comunes.

Sentenciado a cuarenta años de prisión, ya que Colombia no permite la cadena perpetua, la pena se redujo a veintidós años, después de varios acuerdos de culpabilidad y recompensas por buen comportamiento. El criminal podría ser puesto en libertad en 2021.

«La abuelita risueña»

«La abuelita risueña»

Nancy Hazle, más conocida como Nannie Doss, nació el 4 de noviembre de 1905 en Blue Mountain, Alabama. Su padre fue muy estricto y un fanático religioso empeñado en que sus hijas fueran por el camino de la virtud.

Nannie no tuvo suerte en el amor. Se casó cinco veces y ninguno de sus maridos permaneció a su lado, entre otras cosas porque asesinó a cuatro de ellos.

Trás la muerte de su quinto esposo, Doss confesó en octubre de 1954, que había matado a cuatro maridos, dos hijos, dos hermanas, su madre, un nieto y una suegra. Cuando la atraparon, Nannie apenas podía hablar de los asesinatos sin reírse, de ahí su apodo.

Únicamente fue sentenciada por la muerte de su último marido Samuel Doss, sin ser acusada del resto de muertes. Condenada a cadena perpetua, murió en 1965 a causa de una leucemia en la sala del hospital de la Penitenciaría Estatal de Oklahoma en 1965. 

Albert Fish

Albert Fish

Cuando alguien es conocido como «El vampiro de Brooklyn», «El hombre del saco», «El hombre lobo de Wysteria» o «El hombre gris», definitivamente da mucho miedo. 

Fish que afirmaba que abusó sexualmente de más de cien niños, fue juzgado y declarado culpable de violar, matar y canibalizar a tres niños a principios del siglo XX. 

Este asesino trastornado envió una carta a la madre de una de sus víctimas, en la que detalló cómo había atraído, estrangulado y cortado en pedazos a la niña, para comer durante los próximos nueve días.

Numerosos psiquiatras testificaron acerca de sus fetichismos sexuales que incluían, pedofilia, coprofagia, urofilia, masoquismo y sadismo. Fue ejecutado el 16 de enero de 1936 en la silla eléctrica en la prisión de Sing Sing.

Edmund Kemper

Edmund Kemper

«El asesino de las colegialas». En 1964, cuando tenía quince años, mató a sus abuelos con los que vivía, acto seguido llamó a su madre para que avisará a la policía. Cuando le preguntaron porque lo había hecho él dijo que: “solo quería ver que se sentía al matar a la abuela”. 

Internado en el Hospital Estatal de Atascadero, fue liberado seis años después. Entre 1972 y 1973, violó, asesinó y profanó los cadáveres de ocho mujeres, una de las cuales fue su propia madre, a la que golpeó con un martillo de zapatero mientras dormía. La decapitó, violó su cabeza, comió parte de sus órganos y durmió durante cuatro noches con el cuerpo en estado de putrefacción.  

Tras confesar, fue condenado a cadena perpetua. Actualmente permanece en la Prisión Estatal de Vacaville.

Pedro Rodrigues Filho

Pedro Rodrigues Filho

Conocido como «Pedrinho Matador». A los dieciocho años, Pedro ya había cometido diez asesinatos en Brasil, su país natal. Aunque solamente estaba empezando. Mató al menos a otras sesenta y una personas más antes de ser arrestado en 1973.

Filho solamente perseguía y mataba a otros criminales, asesinando a quienes él consideraba “malos”. Mató a su propio padre tras descubrir que había sido el responsable de la muerte de su madre. Después de asesinarle, le arrancó el corazón y se lo comió. 

Condenado a 945 años en prisión, en 2007 fue puesto en libertad ya que los códigos penales en Brasil no permiten que una persona pase más de treinta años seguidos en prisión. En 2011 le arrestaron nuevamente, pero en esta ocasión, por posesión ilegal de armas y participación en motines ilegales.

Aileen Wuornos

Aileen Wuornos

Nacida como Aileen Carol Pittman, esta estadounidense mató a siete hombres en Florida entre 1989 y 1990. Trató de convencer al jurado de que cada asesinato fue en defensa propia contra hombres que la violaron o intentaron violarla mientras ejercía la prostitución. 

En 2002, fue juzgada y condenada a muerte en 2002 y diez años después ejecutada por inyección letal en el estado de Florida.

Su historia se llevó a la gran pantalla en 2003 en Monster, asesina en serie. El papel Wuornos lo interpretó la actriz Charlize Theron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*