¿Sabías que...? Niños Pareja

Las peores cosas del embarazo

Que nadie me cuenta

En la mayoría de los casos la noticia de un embarazo nos llena de felicidad, muchas mujeres lo describen como el mejor momento de su vida. Sin embargo no todas la mujeres lo experimentan de la misma forma, algunas lo recuerdan como una de sus peores experiencias (que le pregunten a Kim Kardashian). Pero recuerda que cientos de molestias conducen a un precioso bebé. Estas son algunas de las peores cosas del embarazo, que nadie me cuenta.

¿Embarazo o gripe?

Los primeros síntomas de un embarazo pueden confundirse fácilmente con una gripe: dolor de cabeza, cansancio, náuseas, sueño… Síntomas muy parecidos a los que se tiene cuando se ha cogido un resfriado. Si crees que podrías estar embarazada, no tomes ningún medicamento, acude a tu médico para que lo valore.

¿Náuseas matutinas?

Deberían llamarse náuseas de todo el día. O “infierno” lo que prefieras. Te levantas, vomitas. Comes, vomitas. Te acuestas … y te tienes que levantar para vomitar de nuevo.

Dilema: ¿que tomó durante las fiestas?

No puedes tomar alcohol ni bebidas con cafeína, así que tendrás que alternar con agua, zumos de fruta naturales o leche.

De pronto tus zapatos parecen los de tu hermana pequeña

Si de un día para otro observas que tus zapatos han encogido o que de pronto tus pies parece que crecen sin control, no te asustes es normal. Los pies y los tobillos se hinchan, debido sobre todo a la retención de líquidos. Plantéate comprar un número más o salir a la calle en zapatillas de andar por casa.

Vas a tener ganas de ir al baño todo el tiempo

Y ya puedes rezar para que no esté ocupado. Tienes la impresión de que tu vejiga es del tamaño de un balón. Si vas al cine tendrás que salir en mitad de la película y ya no digamos si sales de viajes, se te hará eterno porque vas a tener que parar cada hora para buscar el baño. Pero ahí no queda la cosa, sin duda lo peor es por las noches, no volverás a dormir del tirón. Si además padeces de incontinencia, basta con un estornudo para que tengas que cambiar de ropa.

Tienes mucho frío, o mucho calor

Lo que se conoce como frior. Puede que sientas más frío de lo normal sobre todo en el primer trimestre o que de pronto estés más acalorada y sudorosa de lo normal debido a los cambios hormonales que experimenta tu cuerpo.

Cambios de humor

Pasas del llanto a la risa en segundos y no sabes por qué. Experimentarás sentimientos tan contradictorios como: la alegría y la ilusión por la espera del bebé a la preocupación y el miedo a que esté bien, a saber cuidarle.

Y lo mismo ocurre con la barriga: algunos días te verás gorda y fea y otros te parecerá que estás más guapa que nunca. Muchos días odiarás a tu pareja intensamente, hasta el punto de no querer ni verle, no te preocupes, no eres tú, son las hormonas las que te provocan ese humor tan cambiante

Harías lo que fuera por un bocadillo de jamón serrano

Además tampoco podrás comer ese queso que te gusta tanto, ni el sushi de tu restaurante japonés favorito, ni siquiera un canapé de paté, y ¿sabes que?, ahora que no lo puedes comer es lo que más te apetece.

Pasarás horas delante del armario

Hacia la mitad de embarazo, la mayoría de las prendas que tienes no te valen y las de premamá todavía te quedan muy grandes. Todas las mañanas el mismo dilema, ¿qué me pongo?.

Falta de sueño

No puedes dormir boca abajo, boca arriba te cuesta respirar, no encuentras la postura y eso sin contar las veces que tienes que levantarte al baño por que el peso del bebé te presiona la vejiga. Tu pareja tendrá que cambiar de habitación por que tu cama se llenará de almohadas y cojines de todo tipo, en busca del mejor para estar más cómoda.

A veces tengo la líbido por las nubes y otras por los suelos

Está demostrado que durante el embarazo el sexo disminuye aproximadamente en un 50%. El primer trimestre debido a las náuseas, vómitos y cansancio estarás demasiado cansada como para pensar en el sexo, eso sí en el segundo trimestre parecerás una adolescente repleta de hormonas pensando todo el día en lo mismo y al llegar al tercer trimestre te das cuentas de que con esa barriga no es tarea fácil.

Estreñimiento

No te preocupes es normal. Los cambios hormonales durante la gestación y, sobre todo, el aumento de la progesterona, ralentizan el proceso digestivo y el tránsito intestinal. Además tomar suplementos ricos en hierro, no realizar ejercicio físico y beber pocos líquidos también contribuye al estreñimiento. Es importante tomar una dieta rica en fibra y realizar ejercicio moderado.

Depilarte de cintura para abajo será toda una hazaña

Gracias a las hormonas los pelos saldrán en cualquier parte del cuerpo y sin ninguna restricción. Debido a tu circunferencia abdominal, depilarte pelos va a ser una tarea casi imposible. Lo mejor es que vayas pidiendo hora en tu centro de estética.

Manchas y acné

Durante el embarazo aumenta la formación de sebo, lo que te puede provocar acné. También es común la aparición de manchas (cloasma) en la cara debido a una mayor estimulación en la producción de melanina. No salgas de casa sin protección solar 50+.

Cuando el bebé se empieza a mover es raro

Las primeras veces es como tener un alien dentro, cuando tomas conciencia de que es tu bebé, estarás impaciente por conocerlo.

Tendrás que pedir ayuda para:

Ponerte los calcetines
Levantarte del sofá
Pintarte las uñas de los pies
Coger cualquier objeto del suelo
Atarte los zapatos
Llevar las bolsas de la compra

Todo el mundo te toca la barriga

A menudo la gente piensa que tu barriga de embarazada es de propiedad pública y a ti te resulta muy embarazoso. Es increíble, pero parece ser un imán para las personas y lo peor es que ni siquiera te piden permiso para hacerlo.

El síndrome del nido

Según se acerca el momento del parto, a muchas embarazadas les da por ordenar y limpiar la casa como locas. Pueden ordenar la ropa del bebé una y otra vez, a cambiarla de sitio y redecorar la habitación una y otra vez.  Están preparando el nido para el bebé. Mantenerse ocupada es una forma de liberar la ansiedad que provoca la cercanía del paro.

El parto

El momento más temido por todas las embarazadas. Todo el mundo te cuenta su experiencia y cada vez te entra más miedo. Céntrate en la tuya, seguro que un momento será inolvidable.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*