Alimentación Alimentos

LA GUINDILLA MÁS PICANTE DEL MUNDO

Carolina Reaper la guindilla más picante

Hasta ahora la guindilla más picante del mundo, es la Carolina Reaper o Segador de Carolina.

Cada año, agricultores de todo el mundo se esfuerzan por cultivar la guindilla más picante.

En 2018,  han aparecido dos variedades que afirman ser la “Guindilla más Picante del mundo“.  El Dragon’s Breath  o Aliento de Dragón y la Pepper X

Aún no se han realizado las pruebas oficiales oficiales de Guinness Scoville para demostrar que algún pimiento ha superado a la Carolina Reaper. Esta sigue ostentando el título de la guindilla más picante del mundo.

Carolina Reaper, la guindilla más picante del mundo.

En 2013, Guinness World Records, declaró a la Carolina Reaper, como la guindilla más picante del mundo. 

Originalmente llamado “HP22BNH7”,  es un pimiento de la especie Capsicum chinense. Fue creada por el cultivador Ed Currie, que dirige la PuckerButt Pepper Company en Fort Mill, en Carolina del Sur.

Es un cruce entre un chile Habanero  y un Naga Bhut Jolokia. Mucho más picante que el Habanero o el Jalapeño.

A pesar de su picor extremo, tiene un sabor afrutado que resulta exquisito. Para su cultivo y manipulación es necesario el uso de guantes y máscara para evitar irritaciones en la piel.

Carolina Reaper,  la guindilla más picante del mundo.


La Carolina Reaper con 2,200,000 SHU (En 1912, Wilbur Scoville inventó la escala Scoville, que es la forma de cuantificar el picante del pimiento al medir la concentración de capsaicinoides. La capsaicina es el químico responsable de la sensación picante). Es la más picante.


La guindilla Carolina Reaper es 200 veces más picante que  un Jalapeño.

Si decides probarla, ten cuidado puede mandarte al hospital.  
La capsaicina tomada en grandes cantidades puede dar lugar a náuseas, diarrea, vómitos, dolor abdominal y diarrea.

En el caso de los pimientos más picantes como la Carolina Reaper, puede provocar una anafilaxia (reacción inmunitaria que perjudica particularmente al sistema respiratorio y el cardiovascular, pudiendo llegar a causar la muerte).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*