Curiosidades Viajar

Curiosidades de la catedral de Notre Dame

Notre-Dame

La catedral es el monumento más visitado de Francia

Y el más visitado del mundo. Situada en el corazón de París, su excepcional arquitectura gótica la convierte en una de las atracciones emblemáticas de la ciudad. Estas son algunas de las curiosidades de la catedral de Notre Dame:

El obispo de la ciudad Maurice de Sully decidió en 1160 construir una catedral en el estilo de la época. Contó con el respaldo del rey Luis VII.

Su construcción comenzó en 1163. Tardaron más de dos siglos en terminarla.

Según los estudios arqueológicos realizados, se encuentra ubicada en el mismo lugar donde anteriormente hubo al menos cuatro edificios religiosos diferentes: una iglesia paleocristiana del siglo IV, una basílica de la época merovingia, una catedral de la carolingia y la iglesia románica de Saint-Etienne, que se fue destruyendo conforme se levantaba la actual gótica.

Cuando se completó la nave a fines del siglo XII, Notre-Dame de París fue el edificio cristiano más grande en el mundo occidental y el resto durante la primera parte del siglo XIII.

Con un promedio de 30.000 visitantes al día, es el monumento más visitado de París.

Durante la Revolución Francesa (1789-1799), fue saqueada por los ciudadanos, como prueba de la insatisfacción hacia la religión y la monarquía: las esculturas fueron destruidas, los tesoros saqueados y Notre Dame se convierte en un almacén.

Napoleón decide dar una función eclesiástica al sitio histórico, celebrando su coronación en 1804. Las paredes fueron pintadas de blanco y cubiertas con tapices para ocultar el lamentable estado de la catedral para la ceremonia.

Tras la celebración de coronación, la catedral quedó abandonada y la ciudad de París incluso planeó su destrucción.

En 1831, gracias a la publicación de la novela “Notre Dame de París” de Víctor Hugo, la gente tomó conciencia de la riqueza histórica del lugar. La catedral se salva.

El escritor, concede a las gárgolas un papel importante en la trama. Por su visible fealdad, pero también por su función salvadora, son el contrapunto del jorobado Quasimodo.

Las gárgolas, criaturas mitológicas, tienen una importante funcional en la arquitectura de la Catedral: a través de un sistema de cañerías, son el principal desagüe del tejado. Aunque su presencia dio lugar a numerosas leyendas y temores nocturnos.

En 1845, el arquitecto Viollet-le-Duc fue elegido para restaurar Notre Dame de París, tarea que no puedo llevar a cabo hasta 1864, debido a restricciones políticas y financieras.

Las dimensiones del edificio siguen las medidas de “la proporción divina”. 1,61803398875 … los arquitectos de la catedral la construyeron siguiendo la proporción áurea. Si dividimos la altura de la fachada por su anchura, obtenemos aproximadamente el número de oro. Estas proporciones también se pueden encontrar en los marcos de las puertas, a excepción de la puerta central, y en el segundo piso, entre el vitral principal y las dos torres.

La fachada se construyó en 3 partes (3 partes horizontales y 3 partes verticales), que recuerda a la Santísima Trinidad.

En 1345, año de su finalización, las esculturas y estatuas fueron pintadas en colores brillantes.

El elemento más imponente de la fachada es la puerta central, con sus bajorrelieves creados en 1210 que representan el Juicio Final. Las puertas actuales son réplicas exactas de las puertas originales destruidas durante la revolución.

Cuenta la leyenda que el artesano Biscornet hizo un pacto con el diablo para crear los grabados de hierro de la puerta principal: tras terminar la obra este apareció muerto misteriosamente y era imposible abrir las puertas, por lo que fue necesario arrojar agua bendita para desbloquearlas.

Notre-Dame

Las vidrieras se restauraron en 1864 a partir de los originales del siglo XIV, con las técnicas y los colores de la Edad Media. Los rosetones laterales en los lados sur y norte de Notre Dame tienen un diámetro de 13 mts y están entre los rosetones más grandes de Europa.

Dentro de la Catedral, a la derecha del coro, se encuentra el tesoro que reúne varios objetos sagrados que pertenecieron a importantes personajes históricos como San Luis (Luis IX), Viollet-le-Duc o Papa Juan Pablo II.

El tesoro antiguo fue saqueado y destruido durante la Revolución Francesa. El que conocemos actualmente ha sido reconstituido con otros objetos valiosos, siendo la obra maestra el relicario de la Corona de Espinas creado en 1802 para contener la Reliquia Sagrada. El tesoro pertenece al estado y no a la iglesia.

El techo de Notre Dame está compuesto por 1326 tejas de plomo con un peso total de 210 toneladas. Debajo de las tejas hay una estructura de madera, construida con 1300 robles.

La mayoría de sus campanas se fundieron durante la revolución para hacer cañones, pero fueron sustituidas en el siglo XIX. En 2013, para el 850 aniversario de la catedral, se instaló un nuevo complejo campanario, que consta de 8 campanas nuevas.

La aguja original, fue desmontada en 1786 y reemplazada en el XIX por la actual, con un peso de 750 toneladas. En la parte superior de la aguja hay un gallo, dentro del cual hay 3 reliquias, incluida una espina de la Santa Corona de Espinas.

Los reyes de la galería de Judá fueron decapitados, ¡sus cabezas fueron encontradas 200 años después! Las 28 estatuas de la fachada principal no representan a los reyes de Francia, como muchos parisinos han creído durante siglos, sino a los reyes del Reino de Judá. En 1793, los revolucionarios subieron a la fachada y decapitaron una por una todas las estatuas. Las cabezas desaparecieron durante dos siglos, se encontraron por casualidad en 1977, en el patio de una mansión en el distrito 9, 20 rue de Chaussée-d’Antin. Desde entonces se conservan en el Museo Nacional de la Edad Media de Cluny.

Situada en el subsuelo de la catedral, la cripta arqueológica conserva ruinas de casas, calles y orillas del Sena que datan de la Edad Media.

El 15 de abril de 2019, la catedral sufrió un incendio que destruyó dos tercios del tejado del templo, la aguja central se derrumbó y afectó a el gran órgano, tres rosetones (de 10 metros de diámetro) y cuantiosas pinturas.

El rector-arcipreste de Notre Dame, Patrick Chauvet, anunció que se habían salvado dos de los objetos religiosos más importantes que albergaba la catedral: la Corona de Espinas y la Túnica de San Luis.

Según parece, el incendio comenzó en uno de los andamios de las obras de restauración, que se estaban realizando en el edificio. Con un costo estimado de 6 millones de euros, que debían prolongarse hasta 2022 y que necesitaron de la instalación de unos enormes andamios que llegaban a 100 metros de altura.

Si tienes pensado viajar a París, en el buscador que aparece más abajo puedes buscar las mejores ofertas de alojamiento.

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*