Niños

Cosas que nadie me dijo antes de ser padre

papa con bebe

Criar un niño no es tan fácil como parece

No importa los libros, foros de padres o artículos que hayas leído, nada puede prepararte completamente para convertirte en padre. Estas son algunas de las cosas que debes saber:

Hacer un bebé es complicado

Aunque algunas personas pueden reproducirse como conejos, para la mayoría no es tan fácil. Puedes pensar que solamente con desearlo y tener relaciones sexuales todos los días durante un mes basta, pero el cuerpo humano no funciona de esa manera.

El embarazo es largo y pesado

Crear un humano dentro de otro humano pasa factura en nuestro cuerpo. Las “cosas” no funcionan como deberían, chorrean, se convierten en “cosas afuera” y todo duele.

Al final del embarazo, la mayoría de las mujeres desean que termine, ya que a menudo se sienten incómodas, enfermas y con muy mal humor. Padres, estar preparados para ser más solidarios y con más paciencia que nunca.

Cortar el cordón puede hacer que vomites

Antes de tener un hijo, pensabas en cortar el cordón cuando naciera. Pero después de la experiencia prometerás que nunca más volverás a coger ese par de tijeras enormes en la sala de parto.

Los primeros meses son una tortura

Los molestos gritos de los bebés, su falta de sueño cuando tú más lo necesitas y la lactancia materna, son para endurecer a los padres. Si sobrevives a los primeros meses sin perder la cabeza, puedes sobrevivir a cualquier cosa. Porque realmente, los primeros meses serán un infierno si te gusta comer, dormir o ducharte como hacías antes.

Todo el mundo es un experto y tú no tienes ni idea

Ya sea en alimentación, sueño, cogerle en brazos, jugar, o lo que sea … todos los demás, incluso los que no tienen hijos, son expertos y a sus ojos tú no sabes nada. Haz caso a tu instinto, cada bebé es diferente.

Tu relación de pareja cambiará, Y MUCHO

Tener un hijo, cambia totalmente la vida. La pérdida de tiempo juntos como pareja a veces puede resultar abrumador.

Además ambos estáis más cansados y preocupados que nunca. Prefieres dormir al sexo, y ya no eres la principal prioridad del otro. Los niños causan tensión en cualquier relación, no importa lo fuerte que sea.

A medida que vuestro hijo crezca, puede que no estéis de acuerdo en la manera de criarlo, por lo que surgirán conflictos, tratad de evitarlo.

Un bebé no necesitas muchas cosas

Compramos más de los que necesitan. Cochecitos, sillas de auto, parques, columpios, colchonetas, hamacas para dormir, anillos de dentición, baberos, pero ellos no necesitan ni la mitad de lo que compramos.

Muchos padres novatos temen que sus bebés necesiten una estimulación constante para desarrollar cerebros, pero no es así, los bebés duermen, se despiertan y lloran cuando tienen hambre, y vuelven a dormirse.

Del mismo modo, tampoco hacer falta comprar mucha ropa. La familia y amigos os regalaran ropa como para vestir a trillizos. Por otro lado, los niños crecen rápidamente, por lo que no te da tiempo a estrenar toda la ropita. Compra lo justo y ves comprando según le haga falta.

Nunca será el mismo, pero merece la pena

Desde antes de nacer ya amarás a tu hijo, pero cuando lleguen al mundo, experimentarás la adoración más sorprendente e intensa que jamás hayas sentido. Su olor, sus gritos tiernos, todo lo que haga te parecerá increíble. Prepárate la paternidad te cambia. No solamente te conviertes en su mamá o papá de la noche a la mañana, además tus valores, perspectiva y hábitos giraran en torno a él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*