Preguntas y respuestas Salud

¿Cómo mantener mi cerebro en forma?

Nuestro cerebro cambia a medida que envejecemos

¿No sabes donde has puesto las llaves del coche? ¿olvidaste felicitar a tu suegra por su cumpleaños? Estos son olvidos normales a partir de cierta edad. Pero al igual que ejercitas tu cuerpo diariamente para sentirte mejor, tienes que ejercitar tu mente. Aquí te mostramos algunos consejos para mantener tu mente activa.

Dieta saludable para el cerebro

Lo más recomendable es seguir la dieta mediterránea, ya que se centra en las grasas saludables como el aceite de oliva, el pescado, las verduras y una cantidad moderada de vino. Esta dieta puede reducir el riesgo de demencia en un 20% en cuatro años. Además procura comer a menudo nueces, arándanos, brócoli y salmón.

Aprende algo nuevo

Procura aprender algo nuevo para mantener tu cerebro en forma. Investigadores de la Universidad de Texas, realizaron un estudio donde asignaron a 200 personas mayores la tarea de aprender algo nuevo durante tres meses. Algunos se encargaron de ver películas o escuchar canciones,
otro grupo escuchó la radio o hizo rompecabezas, los restantes se dedicaron a la fotografía digital. Descubrieron que las personas que tenían el mayor impulso para la función cerebral eran las que aprendían las habilidades más complejas: cómo aprender a usar Photoshop y una cámara digital.

Cuidado con el alcohol

El consumo excesivo de alcohol a largo plazo puede afectar el lóbulo frontal del cerebro, provocando problemas de memoria. Consume alcohol moderadamente. La cantidad diaria que se recomienda es una bebida si eres mujer y dos si eres hombre.

Haz ejercicio regularmente

El ejercicio no solamente es bueno para el corazón, también lo es para el cerebro. Es una buena forma protegernos contra el deterioro cognitivo asociado al paso de los años Haz ejercicio cinco veces a la semana para mejorar tu función cognitiva. Nadar, caminar, hacer yoga, bailar o lo que tu prefieras ¡muévete!.

Duerme lo suficiente

Duerme al menos siete a ocho horas. Durante este tiempo el cerebro toma decisiones que hemos estado reflexionando, aprende nuevas tareas y limpia toxinas. Además la falta de sueño, puede provocar problemas de salud como obesidad, hipertensión o demencia.

No abuses de los medicamentos

Un estudio realizado en la Universidad de Washington encontró que personas que tomaban regularmente algunos de los medicamentos más habituales, aumentaron el riesgo de demencia en un 54% en tan solo tres años de uso. El riesgo es mayor según envejecemos, ya que estas sustancias se acumulan en nuestro cuerpo y no las procesamos tan rápido. 

Deja de fumar

Si fumas, déjalo. Una investigación del Instituto de Neurología y Hospital de Montreal, demostró que fumar causa adelgazamiento de la corteza cerebral. La corteza es la capa externa del cerebro en la que tienen lugar funciones cognitivas críticas como la memoria, el lenguaje y la percepción. Curiosamente, los hallazgos también sugieren que dejar de fumar ayuda a restaurar al menos parte del grosor de la corteza la parte donde se procesan la memoria, el lenguaje y el pensamiento. 

Con todos los sentidos

¿A menudo ciertos olores o sabores te recuerdan tu infancia? Esto es debido a que el sentido del olfato está arraigado en el sistema límbico, la parte primordial del cerebro que también controla el gusto. Estimula esta parte del cerebro registrando todos los aromas y sabores de los que disfrutas diariamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*