¿Cómo...?

Cómo dejar de comprar mierda que no necesito

de-compras

¿No sería mejor para ti dejar de comprar esas cosas que no te hacen falta?

Perdemos tiempo, dinero y espacio llenando nuestra vida de cosas que dejaron muy pronto de proporcionarnos placer. A continuación un decálogo para ayudarte a terminar con el vicio de comprar a lo tonto.

Determina qué es importante

Está bien comprar de vez en cuando alguna chuchería que no necesitas, sin embargo, debes determinar de antemano qué es importante para ti. Crea un marco con lo que consideras necesario o importante y deja fuera esas compras innecesarias.

Esas cosas no te harán más feliz

Seguro que ya sabes que la mayoría de los artículos que compras solo te ofrecen una satisfacción temporal. Recuérdalo la próxima vez que estés a punto de comprar una basura que no necesitas. Una forma fácil de recordártelo es pensar en las últimas compras que te parecían tan “necesarias” y que abandonaste nada más llegar a casa.

El dinero te da opciones

Eso por lo que pagaste te limita; requiere espacio, crea desorden y deberás hacer algo con ello en el futuro. Piensa que si hubieras ahorrado o invertido el dinero que te has gastado en todas tus mierdas tendrías más seguridad financiera y mejores oportunidades para comprar cosas que sí que merecen la pena de un gran gasto.

Compra en efectivo

 Muchos compran la mayor parte de lo que no necesitan con tarjetas de crédito o mediante financiación. Usar deuda para comprar nos hace gastar más de lo que gastaríamos si usáramos dinero.

Deja de preocuparte por lo que piensen los demás

Te aseguro que las personas que te rodean se preocupan menos por tu vida de lo que imaginas. Así que la próxima vez que tengas intención de adquirir algo solo por el parecer de los demás, para y reconsidera.

Súmate al minimalismo

Tener un enfoque minimalista de la vida te ahorrará mucho dinero reduciendo drásticamente la cantidad de mierda extra en tu vida. Incluso un enfoque ligeramente minimalista determinando lo esencial y eliminando lo superfluo, puede parar esa necesidad impulsiva que tienes por comprar cosas.

Espera

Tomarse el tiempo necesario para pensar en una compra te ayudará a eliminar el impulso emocional. Para artículos caros o muy gravosos, tómate un tiempo largo y comprueba si esa compra sigue siendo tan importante para ti.
Comprar algo sin pensarlo bien, no solo afecta a tus finanzas, sino que puede hacerte sentir constantemente insatisfecho.

Presupuesto

Si sigues un presupuesto de compra es una excelente manera de disuadirte de adquirir algo que no te va a servir o no necesitas. Haz un presupuesto y si algo no aparece en él, no lo compres.

Deshazte de la mierda vieja

Nada mejor para hacerte entender tu desperdicio en compras, como ponerte a limpiar y organizar tus cosas. Verás que después de revisar armarios, cajones y estanterías para desechar cosas, llenarás bolsas de basura y cajas para donar.

Aprecia

Estimar lo que se tiene es una habilidad importante en la vida. El aprecio por cosas que realmente merecen la pena te ayudará a reducir el ansia por tener más. Comprar mierda que no necesitamos a menudo proviene de un descontento y una insatisfacción vital.

En lugar de gastar a lo tonto, procura disfrutar las cosas que nos ofrece el destino y que cuestan muy poco. Como dice el dicho: Las mejores cosas de la vida son gratis. Y no ocupan lugar; añado yo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*