¿Cómo...? Salud

¿Cómo bajar la fiebre a mi hijo?

medicas a tu hijo

La fiebre es la defensa natural del cuerpo contra los virus y las infecciones bacterianas

Pero si la temperatura sube lo suficiente como para que tu hijo se encuentre realmente mal, con estos pasos puedes ayudarle a sentirse mejor. Si la fiebre dura más de 2 – 3 consulta con su médico.

Usa medicamentos para la fiebre si hay dolor o malestar

Lo más recomendado es ibuprofeno y paracetamol, opta por uno de los dos y no los alternes porque su eficacia no está demostrada al 100%. Evita la aspirina. Si tu hijo tiene menos de 3 meses, consulta con su pediatra antes de administrar cualquier medicamento. 

Dale un baño en agua tibia.

La evaporación del agua hará que la temperatura del niño baje. No uses agua fría, le causará escalofríos y, a su vez, elevará la temperatura de su cuerpo. También puedes colocarle una toallita mojada con agua fría en la frente, en la nuca, en las axilas o en la ingle.

Mantén una temperatura ambiente adecuada

Que no haga calor en la habitación donde esté el niño. Si tienes la calefacción puesta bajala algún grado. Si es verano debe estar en una habitación ventilada, pero sin estar en contacto con corrientes de aire.

No le abrigues mucho

 El calor se evapora más fácilmente a través de la piel cuando el niño no llevas varias capas de ropa. Ponle algo ligero, preferiblemente de algodón. Si es un bebé, con el pañal será suficiente. Sin embargo, si tu hijo comienza a temblar, tapale con una manta liviana.

Procura que tome líquidos

La fiebre puede hacer que los niños pierdan grandes cantidades de agua y sal, lo que lleva a la deshidratación. Procura que tome más líquidos, especialmente agua, zumos naturales o caldos vegetales. Si es un bebé, dale el pecho o biberón con más frecuencia. No le dés agua si tiene menos de seis meses.

Observa los síntomas

Si bien la fiebre es una respuesta natural, un médico debe ver a su hijo si presenta los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal, dolor de espalda o dolor al orinar
  • Inquietud excesiva o somnolencia inusual
  • Tos severa o dificultad para respirar
  • Dolor de garganta severo
  • Dolor de oído
  • Cuello rígido o fuertes dolores de cabeza
  • Vómito
  • Diarrea frecuente
  • La fiebre alcanza los 38ºC y llega rápidamente a los 39,5 ºC
  • Manchas o puntitos en la piel

Ten en cuenta todo lo anterior, pero si no estás segura de que hacer, busca siempre el consejo de un médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*