Alimentación Salud

13 Maneras de acabar con tus michelines

Este problema afecta tanto a mujeres como a hombres

Esas lorzas de grasa que se instalan alrededor de nuestra cintura y que por mucho ejercicio que hagamos nos parece imposible eliminarlas. Pero no desesperes a continuación te mostramos 13 maneras de acabar con tus michelines.

Aligerar las comidas

No utilices salsas ni aderezos muy cremosos en tus comidas. Agrega chiles verdes o rojos, que contienen capsaicina y pueden ayudarnos a acelerar el metabolismo. Además de aportar sabor a nuestros platos.

El desayuno es una prioridad

Yogures griegos, yogures naturales, huevos, avena, frutas, avena y semillas son excelentes opciones para empezar el día. Añade a tu avena frutas, frutos secos o bayas y olvidate de la bollería industrial.

Cuidado con los tentempiés

Si tienes un antojo de dulce, tranquilo, pasará. Tomate un café o un té.  También puedes tomar una pieza de fruta o un sandwich pequeño de pavo.

Reducir la ingesta de azúcar 

El azúcar no es tu amigo. Puedes tomarlo de vez en cuando, pero reduce la cantidad de azúcar procesada que tomas al día. Si tienes una tentación muy fuerte de tomar dulce, sustitúyelo por una pieza de fruta, que aunque tiene azúcar natural, es más saludable que el azúcar procesada, y no te dejará el estómago hinchado. 

Comer despacio

Acostumbrate a comer despacio, procura saborear y disfrutar tu comida. El cerebro tarda unos 20 minutos en recibir el mensaje de que el estómago estás lleno. Plantéate la cantidad de comida que podrás engullir si comes muy rápido. 

Beber más agua

El consumo de excesivas calorías puede terminar en los temidos michelines alrededor de tu cintura. Controla tus antojos bebiendo más agua. A menudo pensamos que tenemos hambre, cuando en realidad tenemos sed. Si tienes un antojo de comida, bebe antes.

Dedicarse a las tareas domésticas 

También es hacer ejercicio. Limpiar la cocina o recoger las hojas del jardín quema calorías. Cuanto más vigor pongas en la tarea, mejor, aunque no pienses que esto será suficiente. Para que te hagas una idea, caminar rápido durante 20 minutos quema unas 100 calorías. Cuando termines las tareas no busques una recompensa en la comida. Se trata de tener un déficit de calorías.

Cocinar de manera inteligente 

La idea es organizarse para que por cada comida principal que cocines, tengas comida de sobra para el día siguiente, con lo que ahorras tiempo de preparación y de cocina. Guarda los restos y olvida que están en la nevera hasta el día siguiente. No los busques por la noche.

Mantener los horarios

Procura acostarte y levantarte a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. A nuestro cuerpo le gusta la rutina, por lo que probablemente descanses mejor por la noche. Durante la noche el cuerpo repara y regenera los tejidos. Está demostrado que los malos hábitos de sueño se asocian con un mayor riesgo de aumento de peso y obesidad.

Revisar el tamaño de las porciones 

Usa basculas digitales y busca el contenido nutricional por porción. Procura comer en platos pequeños e incluye semillas. Te sentirás más lleno y será más fácil luchar contra la tentación de comer a media tarde.

Comer sin pantallas

No es buena idea comer mientras miras la televisión, el móvil o el ordenador, porque desvías tu atención hacia otros estímulos y no a lo que estás comiendo. Si comes lejos de las pantallas, comerás un tercio menos. 

La grasa es tu amiga

Aunque durante años ha tenido mala fama, y muchas personas la eliminaron de sus dietas, nuestro cuerpo necesita grasa para funcionar en su nivel más óptimo. Incluye en tu dieta grasas saludables como las que se encuentran en las nueces, aguacates u otros alimentos saludables y prescinde de que se encuentra en las comida basura o precocinados. 

No olvidar el ejercicio

El ejercicio es esencial en tu plan para deshacerte de los michelines. Con los pasos anteriores, habremos logrado eliminar grasa. El siguiente paso es una rutina que combine ejercicios de fuerza y de resistencia.

Famosos como Adele, Renée Zellweger o John Goodman, han conseguido perder muchos kilos en poco tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*